Descubren tras 27 años que la CPU del Street Fighter 2 hacia una gran cantidad de trampas que le daban una ventaja brutal.

Las trampas estan muy mal vistas por los aficionados a los videojuegos. Encontrarte con un tramposo en un juego es un importante dolor de cabeza que te impide jugar. Pero, ¿qué pasa cuando es el propio juego el que hace trampas? Pues bien, 27 años después de ser lanzado, han descubierto que la CPU del Street Fighter 2 hacia trampas, dopando al adversario.

Parece ser que el Street Fighter 2 dopaba al personaje controlado por la máquina. Este utilizaba una gran cantidad de trampas durante la partida. La finalidad era dificultar lo máximo posible el avance de los usuarios con todo tipo de ventajas. Claro, cuando el que hace trampas es una persona, se la expulsa, pero, ¿qué hacer cuando es el sistema quien hace trampas?

Street Fighter 2 usaba trampas para evitar el avance del usuario

Ha sido el YouTuber ‘desk’ quien ha descubierto este sistema de trampas. Para corroborar lo que dice, ha subido un vídeo a su canal donde muestra las trampas y una comparativa con lo que debería suceder en realidad. Algunas de estas trampas hacían prácticamente invencible a nuestro rival cuando le pegábamos. No solo no le hacíamos daño, sino que nos dejaba indefensos ante un contragolpe.

Cuando se recibe un golpe fuerte, el avatar del usuario está entre uno y dos segundos en un estado ‘mareado’. Pues bien, el avatar de CPU sale prácticamente al instante de este modo. Pero es que además también se manipulan los combos. En algunos de estos combos el usuario debe mantener pulsados ciertos botones dos segundos y pulsar hacia arriba para lanzar este combo. La CPU lo hace de manera instantánea.

LEER MÁS
Investigador de seguridad descubre un bug en Steam y Valve le compensa con 20.000 dólares

Quizá la más bestia es que un avatar controlado por la CPU cuando te coge, ya no te suelta. Esto implica que no te puedes defender ni atacar, así que tu partida ha llegado a su fin. Algo que nadie había detectado y que sin duda nos dejaba en una gran desventaja, haciendo el juego casi imposible.

Fuente: eurogamer

Share.

About Author