El lunes acaba el periodo de gracia que se le concedió a Huawei antes de impedirle todo el comercio con Estados Unidos. Podría ampliar esta situación durante 90 días más para obtener materiales.

Huawei sigue en problemas ya que se enfrenta a al mayor bloqueo comercial que ha tenido hasta ahora. Hace un tiempo se le añadió a una lista negra del Departamento de Comercio de Estados Unidos que le impedirá hacer negocios con empresas de Estados Unidos por miedo al espionaje y durante 90 días ha podido seguir sin limitaciones, pero ese periodo se acaba mañana lunes.

Pero como es habitual con la administración de Donald Trump, hay cambios constantes en decisiones importantes y no hay seguridad de que se efectúen algunas amenazas importantes. Según informan medios cercanos a Reuters, no están seguros de que se efectúe el bloqueo a Huawei el lunes y hay muchos indicios de que podrá disponer de un periodo especial de gracia de otros noventa días, en los que podrán hacer negocios.

Otros noventa días sin saber si se hará un bloqueo

Durante este tiempo, Huawei podrá hacer negocios con relativa normalidad, obteniendo tanto partes para el hardware que necesita así como software adicional para hacer mantenimiento para los móviles que aún estén en servicio.

El objetivo claramente es intentar limitar el poder de Huawei e impedir el supuesto espionaje, pero quienes más lo sufrirán son las empresas de Estados Unidos. Por ejemplo, Huawei es el mayor cliente de Micron el año pasado y será complicado de sustituir, pues no es probable que el resto de clientes puedan sustituirlos. Otros que se quedarán sin el dinero que les provee la empresa china son Qualcomm e Intel, en total son unos 11.000 millones de dólares que se gastó anualmente en empresas de Estados Unidos. Van a ser noventa días importantes para intentar la casi imposible misión de convencer al gobierno que el bloqueo afectará seriamente a empresas del país.

LEER MÁS
Nuevas pinceladas del Petro, la criptomoneda nacional de Venezuela

Fuente Reuters

Share.

About Author

Llevo con hardware en las venas desde que recuerdo, y desde 2008 redactando sobre ello. Adoro la tecnología, Android, los videojuegos y las excentricidades