Las instrucciones de la Apple Card piden medidas demasiado concretas para no dañarla. Entre ellas nos piden no tocar otras tajertas, no usar carteras de cuero y limpiarlo con alcohol isopropílico.

Apple quiere entrar de lleno en el sector de los servicios, siendo uno de los más destacados el de la financiera al lado del vídeo bajo demanda con Apple TV+. La Apple Card es la forma en la que quieren sacar rédito a base de créditos al consumo con la tarjeta a intereses dentro de lo normal en Estados Unidos y con Goldman Sachs como empresa de crédito.

A estas alturas ya hay gente que ha estado recibiendo la tarjeta y la han estado usando y normalmente las opiniones son similares: es bonita, es difícil de doblar y la aplicación es bonita. Hasta ahí todo bien hasta que pasamos a mirar las normas para cuidar y limpiar la Apple Card. Sí, tenemos que seguir unas instrucciones para limpiar una tarjeta de crédito, a estas alturas de Apple ya no me sorprende nada.

Aprende a cuidar tu tarjeta de crédito

¿Es necesario cuidar una tarjeta de crédito que se supone de titanio? Pues sí, y no son poco exigentes, según las instrucciones que dan. Aparte de lo normal de no acercarlo a imanes porque en Estados Unidos se sigue usando mucho la banda magnética, no podemos poner una Apple Card en un espacio con monedas, llaves ni con otras tarjetas porque el material que recubre el titanio es muy sensible a los arañazos.

Y como muy importante no debemos ponerlo en una cartera de tela vaquera o de piel ya que pueden causar daños y decoloraciones que no se pueden limpiar. En caso de que se nos manche deberemos limpiarlo con un paño de microfibras ligeramente humedecido, para luego pasar otro maño de microfibras con alcohol isoporpílico, el mismo material que se suele usar para limpiar componentes electrónicos.

LEER MÁS
Google Home no usará tantos sonidos cuando se apaguen las luces

Todo esto para mantener limpia una tarjeta, que sí, es muy bonita, pero, ¿era necesario? ¿Tanto costaba usar un buen plástico como recubrimiento? Es normal que los clientes quieran materiales de calidad, pero cuando llegas al punto de usar isopropanol, la Apple Card queda como un producto demasiado exigente solamente para que se vea bien.

Share.

About Author

Llevo con hardware en las venas desde que recuerdo, y desde 2008 redactando sobre ello. Adoro la tecnología, Android, los videojuegos y las excentricidades

Leave A Reply