Rusia sanciona al servicio de mensajería Telegram con una multa que ronda los 14.000$, por negarse a establecer una backdoor y una llave para desencriptar los mensajes de los usuarios.

Hemos asistido en varias ocasiones, como Estados Unidos requería que Apple desbloqueara terminales después de un atentado terrorista, algo que fue negado por la compañía de Cupertino. WhatsApp y servicios de mensajería también se niegan a ofrecer datos de los usuarios, aunque hayan sufrido algún tipo de acto luctuoso, como secuestro, por ejemplo. Pues bien, la historia que nos llega es mas rocambolesca que todo esto. Rusia parece estar detrás de una red de invasión de la privacidad de los usuarios, ya sea dentro del país o fuera. El gobierno ruso habría sancionado a Telegram por no darles acceso a los mensajes de los usuarios.

Esta extraña historia ha sido revelada por PHYS.ORG, quienes aseguran que han multado a Telegram en Rusia por una cantidad cercana a los 14.000$. La sanción vendría dada por la negativa del servicio de mensajería, de ofrecer llaves de desencriptación a los servicios de seguridad y espionaje del país, con la intención de poder leer los mensajes de los usuarios. Debemos destacar que Telegram es el servicio gratuito más seguro y más anónimo de la red, para prevenir la invasión en la intimidad de los usuarios.

Sería el FSB, el servicio de seguridad ruso, quien habría exigido a Telegram una backdoor para poder leer los mensajes. Este requerimiento habría sido dado entre julio y septiembre de este mismo año, donde el fundador de este sistema, Pavel Durvo, se habría negado en redondo a ofrecer acceso mediante una backdoor. El problema es que las leyes rusas permiten la intrusión por parte de las autoridades en los servicios de mensajería sin necesidad de mandato judicial y de ahí habrían tirado para multar al creador de Telegram.

LEER MÁS
Filtrados datos de los procesadores AMD Ryzen Whitehaven, la competencia de los Intel HEDT

La FSB también exigió una herramienta que permitirá decoficiar los mensajes electrónicos que se manda, recibidos, entregados y procesadores por los propios usuarios. Telegram cuenta con diez días para apelar la decisión, aunque es posible que no sirva absolutamente de nada. Si siguen con su negativa y no pagan la multa, Telegram podría ser bloqueado en Rusia. Al menos existe un servicio de mensajería seguro y fiable, porque con WhatsApp o WeChat, ya sabemos qué seguridad y privacidad, más bien poca.

Share.

About Author

2 comentarios

  1. pero 14.000$ es muy poco para estas empresas no estoy justificando lo que está siendo Rusia un ciudadano normal con un salario mínimo hasta podría pagar eso, si lo que quieren es invadir la privacidad y forzar a la empresa a dar los datos podrían haber puesto una multa más grande, ahora suponiendo que es dolares porque si son 14,000 rublos hasta un vagamundo lo paga.

Leave A Reply