Un reciente estudio de la Universidad de Hong Kong parece confirmar la existencia de una relación en la reducción de contenido físico con respecto a Netflix.

La llegada de Netflix no es solo una bendición para los aficionados a las series y películas con un catálogo genial y actualizado a diario, pero supone un gran problema para la industria de la venta películas y series en formato físico. Es lógico, ya que para que te vas a gastar 20€ en una película o 50-100€ en una serie, si por unos 15€ al mes puedo tener todos los contenido a mi alcance con simplemente un golpe de mando o con un sencillo clic.

Hasta ahora la caída en desgracia de los contenidos físicos legales se achacaba a las descargas ilegales, pero un estudio reciente desarrollado por la Universidad de Hong Kong ha publicado en el estudio que la película que se lanza en Netflix afecta de manera directa en su versión de formato físico. Para el estudio se ha utilizado el comportamiento del contenido de la distribuidora Epix, que distribuye contenido de los importantes estudios Lionsgate y Paramount Pictures, que ha salido de Netflix para pasarse a Hulu durante 2015.

Según el informe, la venta de DVD de la compañía crecieron un 25%, que propulsado por la menor penetración de Hulu como servicio de contenidos digitales, con respecto a Netflix, un titan en este campo. Además, dicho estudio asegura que las compañías deben optar a lanzar el contenido en formato físico antes de lanzarlo en plataformas como Netflix.

Netflix es un servicio genial que termina con la intermediación de las plataformas físicas. Desde el sofá tener acceso a una gran cantidad de contenido que de otro modo tendrías que buscar en tiendas, con un gran coste por unidad. Aquí está todo al alcance de la mano y existen gran cantidad de filtros, para ajustar las búsquedas según nuestros gustos. También se habla sobre los márgenes de beneficio obtenidos por las licencias en Netflix, en contra de los mejores márgenes que ofrecen las ventas en formatos físicos, pero eso no está confirmado en el estudio.

Esto confirma lo que ya sabíamos, que es que Netflix afecta de manera directa en la venta de contenidos físicos. Es lógico, pero por otro lado, las ventas de contenido físico cada vez son menos demandados y el acceso a contenido digital es el futuro. Bien es cierto que el margen de beneficio es menor, pero si se reproduce muchas más veces, los beneficios pueden ser iguales o superiores a los contenidos físicos.

Fuente: TorrentFreak

Compartir.

Sobre el Autor

Técnico Intermedio en PRL, Técnico Superior en Energías Renovables y en Desarrollo de Productos Electrónicos. Docente de Formación No Reglada. Exigente con el hardware y curioso por naturaleza. Kirchhoff, Maxwell y Thevenin mis maestros y mi pasatiempo el álgebra booleana. Igual te calculo el potencial eólico del viento para un panel fotovoltaico, que te calculo la generación solar de un aerogenerador... o algo así. Stargate es la mejor serie de la historia de la ciencia ficción y lo sabes.