Noticias

Como jugar al Lol y no morirse de hambre: Cocina mientras juegas

Hablamos mucho de cascos, de sillas, ratones y teclados para el gaming. Sin duda, son complementos ideales, pero sin duda el más infravalorado es el de una olla eléctrica programable. Lo decimos sin ironía alguna, puesto que comer es indispensable para poder seguir jugando con ganas y energía.

Hay quien puede pensar que para eso están las apps de envío a domicilio o una escapada rápida para comprar alimentos precocinados en el supermercado. Pero el envío a domicilio es caro y es está más pensado para ser parte de una celebración y no algo habitual. En el caso de los alimentos precocinados, suelen estar muy limitados y hay que tratar de tener una dieta lo más variada posible. Una olla eléctrica programable puede ser el mejor complemento para el gaming porque te dejará mucho tiempo para jugar, y te abrirá las opciones culinarias de una forma que no esperabas.

De la ayuda a amas de casa y trabajadores ocupados, a ayudar a los gamers

Para entender por qué una olla eléctrica programable es un gran complemento gaming, nos remontamos a la razón de la creación de la misma. El trabajo de ama de casa para las mujeres siempre ha sido uno que requiere de mucho esfuerzo, trabajo y tiempo en disponer lo que se va a comer, pensar en que haya comida para toda la semana y en lo que falta, y luego ponerse a cocinar, estando atentas al fuego. Poder simplemente cortar todos los ingredientes y meterlos en una olla para tenerlos listos para la hora de comer y dejarlas tiempo libre es un gran avance.

Pero esta utilidad no beneficia solamente quienes hacen las labores del hogar para una familia. Alguien que vive solo es también encargado de las tareas del hogar, cocinar incluido. Pero el formato de trabajar ocho horas al día apenas deja tiempo para tareas del hogar, con lo que cocinar se convierte en una de esas tareas evitables. La olla eléctrica programable se está convirtiendo en un accesorio que no falta en ninguna cocina moderna al permitir que simplemente levantándonos varios minutos antes de ir a trabajar para llenar la olla, tengamos un suculento plato casero a la vuelta.

Y todo eso se traslada fácilmente al gaming. Ya sea viviendo solo, acompañado o en casa de los padres, se puede ahorrar mucho tiempo con este accesorio. Su funcionamiento suele basarse en meter los ingredientes en la olla, programar, y olvidarse hasta que suene la alarma.

¿En qué casos una olla eléctrica programable es un complemento gaming?

Supuestos hay muchos. Pongamos que eres un streamer profesional que tiene que estar varias horas emitiendo desafíos y charlando en Twitch. Preparando el plato solamente media hora antes de tu emisión programada, puedes preparar un estofado para cenar y que esté perfecto cuando acabes.

Si eres un jugador profesional, no sabes hasta qué hora podrás estar jugando partidas ranked en League of Legends. Empiezas por la tarde y terminas a altas horas de la noche. Puedes haber preparado la comida y que se mantenga caliente sin perder calidad, y usando una cantidad mínima de energía.

¿Que vienen amigos a casa a jugar a Super Smash Bros para entrenar de cara a torneos? Un pedido a domicilio de pizza o kebabs suena tentador, pero puedes preparar una carne calentada, que va a ser mucho más barato. La alimentación es uno de esos elementos que se olvidan en el gaming. Y sabiendo que muchos jugadores son profesionales y por ende atletas, como tal es necesario tener una alimentación adecuada. Por eso un pequeño electrodoméstico que garantice una variedad de alimentación y regale tiempo es un inesperado pero necesario accesorio.

La variedad de recetas es uno de los grandes añadidos

No hay que avergonzarse con saber cocinar una pequeña decena de recetas. Pero siempre se pueden aprender más y descubrirlas gracias a los recetarios propios que incluye cualquier olla eléctrica programable. Suelen tener manuales con un centenar de recetas de todo tipo, con avisos de alergias, si es vegano o sin gluten o cualquier necesidad alimenticia que se precie.

Con este accesorio, se acaba la monotonía, puesto que descubrir un futuro plato favorito va a ser cosa de ojear el recetario, preparar la compra y volver para prepararla siguiendo unos pocos pasos. Al menos no tendremos que estar atentos al fuego y ese tiempo que estaríamos pendientes de la sartén o la olla, lo podremos dedicar a avanzar en el juego o en partidas online.

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba