Otros

Un estudio afirma no hay pruebas de efectos negativos si los niños se quedan mucho tiempo delante de pantallas

Los padres de niños tienen miedo y preocupación de que sus niños estén más tiempo delante de una pantalla de la que deberían por problemas de adicción o de trastornos de sociabilidad que puedan presentar. Une studio realizado a 12.000 niños de 8 y 9 años no ha dado con pruebas de que importe mucho el tiempo que los niños pasan delante de pantallas, ya sea videojuegos o viendo Youtube.

Cabe decir que es un único estudio, con lo que hay que ver si es replicable y si al hacerlo, da los mismos resultados. También hay que tener en cuenta que pese a tener una muestra muy amplia, no lo es tanto de edad, con lo que hay que tener cierta precaución con lo que afirma.

Las pantallas no son tan malas

El estudio lo ha realizado la Universidad de Colorado, y llegaron a la conclusión de que incluso con sesiones diarias de cinco horas al día delante de pantallas, no han notado efectos nocivos directamente atribuibles al uso continuado en niños. Sí han notado que puede hacer cierto desajuste de las horas de sueño y de los resultados académicos. Pero el desvío de estos últimos es muy bajo y se puede atribuir a otros factores.

Han tenido en cuenta niños de diversos trasfondos sociales y raciales, con lo que han tenido una muestra muy diversa. Pero falla en la variedad de la edad dado que solamente han tomado en cuenta niños de 8 y 9 años. Y el estudio simplemente dice que mucho tiempo delante de pantallas no es ni bueno ni malo.

Quizás ninguno: cuando miramos la fuerza de las correlaciones, solo vemos asociaciones muy modestas. Es decir, cualquier asociación entre el tiempo frente el uso de pantallas pantalla y los diversos resultados, ya sean buenos o malos en los niños, es tan pequeña que es poco probable que sea importante a nivel clínico.

Cuando vieron la fuerza de las correlaciones, solo observaron asociaciones muy modestas. Cualquier asociación entre el tiempo frente a una pantalla y los diversos resultados, ya sean buenos o malos, es tan pequeña que es poco probable que sea importante a nivel clínico. Algunos niños obtuvieron calificaciones más bajas que otros en estos resultados, mientras que algunos obtuvieron calificaciones más altas; pero el tiempo frente a la pantalla solo explicó el 2% de la diferencia en las puntuaciones, con lo que sería una parte muy pequeña de una imagen mucho más grande. Pusieron de ejemplo la unión entre el uso de móviles en adolescentes y los índices de agresividad, que es probable que los móviles no les hagan ser agresivos sino que se trata de jóvenes ya de por sí agresivos que están calmados cuando usan el móvil.

Fuente: TechDirt

Mostrar más

Benjamín Rosa

Madrileño cuya andadura editorial empezó en 2009. Me encanta investigar curiosidades que después os traigo a vosotros, lectores, en artículos. Estudié fotografía, habilidad que utilizo para crear fotomontajes humorísticos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba