Ir a la barra de herramientas
Software

3DMark DirectX RayTracing para comprar las gráficas NVIDIA y AMD bajo el trazado de rayos

Las herramientas de benchmark sintético nos permite nos permiten comparar los diferentes componentes informáticos. Para ofrecer una solución más especializada, UL Benchmark ha presentado la herramienta 3DMark DirectX RayTracing. Este software se ha creado para poder comparar el rendimiento de las NVIDIA RTX 30 Series y las AMD RX 6000 Series. La idea es medir con precisión el rendimiento del hardware cuando ejecutan contenido con RayTracing.

Actualmente quedan dudas al respecto de cómo AMD implementará la tecnología de trazado de rayos. Esta tecnología es bastante exigente a nivel de hardware y para ello estarían creando una herramienta de reescalado de imagen. La gran pega de esta tecnología es que aún estaría lejos de poder ser desplegada. Está disponible en Steam.

Vista previaProductoPrecio
AMD Ryzen 5 3600 AMD Ryzen 5 3600 233,85 EUR

3DMark DirectX RayTracing para medir el rendimiento de las gráficas NVIDIA y AMD

El RayTracing en tiempo real es increíblemente exigente. Las últimas tarjetas gráficas tienen un hardware dedicado y optimizado para operaciones de rastreo de rayos. A pesar de los avances en el rendimiento de la GPU, las exigencias siguen siendo demasiado altas para que un juego se base sólo en el RayTracing. Por eso los juegos utilizan el RayTracing para complementar las técnicas de renderizado tradicionales.

El benchmark 3DMark DirectX RayTracing está diseñada para que el RayTracing (trazado de rayos) sea el factor limitante. En lugar de confiar en el renderizado tradicional, toda la escena se traza con rayos y se dibuja en una sola pasada.

El resultado de la prueba depende totalmente del rendimiento del trazado de rayos.

En comparación con la representación tradicional, el trazado de rayos puede modelar con mayor precisión cómo interactúa la luz con la apertura de una cámara.

En esta prueba de características, los rayos de la cámara se trazan a través del campo de visión con pequeños desplazamientos aleatorios para simular un efecto de profundidad de campo. La frecuencia de fotogramas se determina por el tiempo que se tarda en trazar y sombrear un número determinado de muestras para cada píxel, combinar los resultados con muestras anteriores y presentar la salida en la pantalla. Se puede cambiar el número de muestras para ver cómo afecta al rendimiento y a la calidad visual.

El resultado de la prueba es el promedio de la velocidad de frames en frames por segundo.

Roberto Solé

Técnico en sistemas de generación de energía sustentables e instalador de sistema de distribución de energía en vivienda. Trabajo delante de un PC, en mi tiempo libre estoy delante de un PC y cuando salgo de casa estoy pegado a la pantalla de mí smartphone. Cada mañana cuando me levanto cruzo el Stargate para hacerme un café y empezar a ver vídeos de YouTube mientras hago ver que escribo aquí. Una vez vi un dragón... ¿o era un Dragonite?

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba